SIDA

 

El SIDA constituye, seguramente, la mayor emergencia mundial de nuestro tiempo, y uno de los problemas más graves para la vida, la dignidad y la evolución del ser humano.

Y aunque es cierto que, como rezan las amplias campañas de prevención, esta enfermedad “nos afecta a todos”, es cierto también que son más vulnerables a contraerla las personas que viven en lugares subdesarrollados, pues en los análisis más serios sobre el tema, la pobreza y el analfabetismo son considerados como algunos de los principales factores que contribuyen a la propagación del Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA).

Así considerado, el tema es mucho más triste aún, pues quiere decir que hay mucha gente en el mundo que ni siquiera conoce la forma de hacer frente a la enfermedad, y que no tiene opción porque no sabe, o porque aun sabiendo no tiene a su alcance medios para protegerse.

SIDA: sólo cuatro letras para números muy grandes

– Alrededor de 36.000.000 de personas viven actualmente con SIDA.
– Sólo durante el año 2000 se registraron en el mundo 5.300.000 nuevos casos.
– De estas nuevas infecciones, 600.000 casos afectaron a menores de 15 años.
– El número de muertes por esta causa ya asciende a 21.000.000.
– 3.800.000 africanos están infectados por el HIV, lo que incluye a una de cada cuatro mujeres sudafricanas de entre 20 y 29 años.

La impresionante magnitud que reflejan los números muestra a las claras que el SIDA es un problema en el que todos deberíamos sentirnos inmersos. Puede tocarnos de más cerca o de más lejos, pero nadie está exento. Por eso es fundamental que tengamos y transmitamos una forma de vida cuidadosa de nuestros valores, porque esa cultura individual contagia a la forma de vida familiar; y la familia, justamente, es la que imprime a cada comunidad su manera de ser y comportarse. A su vez, las comunidades firmes en sus ideales transmiten sus sentimientos al sentir nacional, que será más fuerte e invulnerable cuanto más lo sean sus integrantes.

Por eso es que, para dar batalla seriamente a esta epidemia, no sólo debemos ser conscientes de la necesidad individual de atender y contener sicológicamente a los que han contraído la enfermedad, sino también cada estado en el mundo debe fortalecer sus políticas de educación y prevención. Todos juntos debemos enfrentar este flagelo, porque “el SIDA nos afecta a todos”.

 

 

Via| Educared

Anuncios

Una respuesta a “SIDA

  1. Gerardo Gómez

    Holas chicos me parece muy bueno el articulo sobre el SIDA, en mi opiñon la mejor forma de combatir la enfermedad es por la prevención; se puede dar por medio de prolongar el debut sexual a edades mayores, teniendo relaciones monogamicas y confiar en la historia de las personsa de la pareja. El problema es la promiscuidad. Quiero hacer la aclaración que el sindrome no es una epidemia si no una PANDEMIA porque no respeta areas geográficas ni grupo social ni religion, como dijeron afecta a todos.

    Muy bueno los datos… Los felicito…
    Nos vemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s